Implantología dental

La implantología es la parte de la odontología que se encarga de recuperar las funciones estéticas y masticatorias derivadas de la pérdida de una o varias piezas dentales. Nuestro equipo realizará un estudio detallado que nos permitirá escoger cuál de las diversas técnicas implantológicas existentes se adapta mejor a las características del paciente tratado.

La experiencia y formación continuada de nuestro equipo médico nos permite estar completamente actualizados en las tecnologías existentes para suplir la falta de masa ósea que se ocasiona con el paso del tiempo cuando se pierde un diente.

Los implantes son unos elementos metálicos que se ubican quirúrgicamente en los maxilar, debajo de las encías. Son los sustitutos artificiales de las raíces de los dientes naturales y tienen forma de pequeños destornilladores. Proporcionan confort, ajuste y estética.

Existen diferentes tipos de implantes, aunque la mayoría suelen estar compuestos por titanio puro, un material muy biocompatible que favorece que la implantación sea aceptada por el organismo. Varios meses después de la colocación del implante, el hueso lo tolera con fuerza.

Mediante este procedimiento el implante se fusiona con el hueso maxilar (osteointegración) y proporciona un apoyo estable para la conexión de los dientes artificiales, sin necesidad de desgastar los dientes adyacentes.

Los implantes pueden reemplazar los dientes perdidos mediante una prótesis fija o sostener una dentadura completa, haciéndola más segura y confortable.

No se deben colocar implantes en niños ni adolescentes, porque todavía crecen y pueden surgir dificultades cuando erupcionen los demás dientes ya que el implante ha quedado fijado. La edad ideal para empezar este tratamiento es a los 18 años.

En principio cualquier persona adulta puede ponerse implantes si tiene una buena salud y tenga el hueso adecuado para soportarlo. Para conservar los implantes hay una buena higiene, evitar el tabaco, realizar las revisiones anuales con las radiografías de control.

Ortodoncia

La ortodoncia tiene como objetivo corregir la posición de los dientes, los huesos de la boca y también proporcionar salud, estética y belleza a la sonrisa. En un tratamiento de ortodoncia se utilizan unos aparatos que aplican una presión suave pero constante sobre los dientes y el hueso que lo rodea, produciendo un resultado de efecto corrector progresivo.

En alinear los dientes resulta más fácil mantenerlos limpios, así disminuye el riesgo de caries, patologías periodontales y de sobrecarga de los músculos de la masticación.

Los problemas más habituales son:

  • Apiñamiento: Los dientes no tienen espacio en los maxilares.
  • Mordedura Cruzada: en morder los dientes superiores no caen ligeramente por delante de las inferiores como debería ser.
  • Sobre-Mordida: las coronas de los dientes superiores cubren casi por completo los dientes inferiores.
  • Desviación De la línea media: la línea que divide en el centro los dientes superiores no se alinea con la de los inferiores.
  • Mordedura Abierta: cuando queda espacio entre las superficies de mordida de los dientes superior e inferiores.

Serán los profesionales de la CLÍNICA DENTAL SALES los que estudiarán su caso con radiografías, fotografías, modelos de estudio y mediciones específicos, y harán así un diagnóstico y plan de tratamiento adecuado a las necesidades concretas de su boca. Existen varios tipos de ortodoncia removibles y fijas.

Periodoncia

La periodoncia es la especialidad de la odontología que se dedica a la prevención, diagnóstico y tratamiento de las patologías de las encías y los tejidos de soporte de los dientes (encías, hueso alveolar y ligamento periodontal).

Algunas bacterias y nuestra higiene son responsables en gran medida de las alteraciones de estos tejidos, aunque puede haber otros factores asociados a estas patologías como el tabaco, enfermedades sistémicas, medicamentos, genética...

La patología peridontales consta de dos etapas:

  • Gingivitis: aparición de inflamación, enrojecimiento y sangrado espontáneo de las encías, provocado por la acumulación de placa bacteriana, que produce toxinas que irritan el tejido gingival. También se puede acompañar de halitosis o mal olor.

El hueso y el tejido conectivo que sostiene los dientes aún no ha sido dañado. Es el momento de consultar al odontólogo para solucionar el problema.

  • Periodontitis: Se forman bolsas bajo las encías donde se acumulan la placa bacteriana y cálculo. El hueso se reabsorbe y las fibras que sostienen los dientes se dañan. Si no se tiene cuidado la periodontitis avanza, empieza la movilidad dental y puede llegar a la pérdida de los dientes. La salud de sus encías está relacionada con el bienestar y salud general.

Endodoncia

La endodoncia es la especialidad de la odontología que se encarga de los tejidos pulpares para conservar los dientes y su función.

El tratamiento consiste en la eliminación de la pulpa afectada, la desinfección de los conductos para eliminar las bacterias existentes y a continuación, se llenan los conductos con materiales termoplásticos para sellar y evitar así una reinfección. Finalmente la reconstrucción del diente recuperando la estética y la función masticatoria.

Odontología conservadora

La odontología conservadora es la parte de la odontología que se dedica a reparar los tejidos dentarios afectados por lesiones que provienen de diferentes etiologías, entre las que destaca la caries como la más habitual.

OBTURACIÓN

Método por el que reparamos un diente dañado o con caries devolviéndole la estética y la función que le son propias.

El odontólogo elimina el tejido caries, desinfecta y coloca un material sobre la zona afectada. El material utilizado actualmente es el composite (del color del diente).

PUENTES Y CORONAS

Son prótesis fijas estéticas (sin ganchos) que se cimientan sobre dientes o implantes. Las coronas se utilizan para cubrir y reforzar un diente destruida, fracturada o con cambios de color. También se utilizan en dientes que han sido sometidas a una endodoncia, para colocar un puente y para recubrir un implante.

Los puentes se suelen utilizar para sustituir una o varias dientes. Los dientes adyacentes servirán de pilares para que el puente se ajuste perfectamente.

La prótesis fija puede ser de metal-cerámica, zirconio o cerámica. Al realizar el corte de los dientes, construiremos un molde que llevaremos en el laboratorio, mientras tanto pondremos una prótesis provisional al paciente, tanto para proteger los dientes cortadas como por estética.

Página 2 de 3